900 230 240
Autoconsumo solar »
Compartir: 
 

ENERGÍA SOLAR PARA AUTOCONSUMO

 

¿Qué es el autoconsumo solar y por qué está teniendo tanto éxito? Está sucediendo. Lo estamos viendo en nuestros polígonos industriales y en las cubiertas de nuestras urbanizaciones, y no sólo en unifamiliares. La energía solar ha vuelto. Y nos atrevemos a decir que, por fin, ha vuelto para quedarse. Esto ya no lo para nadie desde ningún despacho.

Quédate unos minutos con nosotros para descubrir las claves de este nuevo éxito de las llamadas coloquialmente placas solares, aunque su denominación correcta sería módulos fotovoltaicos.

 

Las claves del éxito del autoconsumo:

 

1.- Normativa favorecedora:

O, cuando menos, no entorpecedora. Durante años la mayor traba que frenaba el desarrollo natural de estas instalaciones no era más que el obstáculo humano y burocrático a la legalización de estas instalaciones, obstáculo absolutamente injustificado. Todavía hay camino por recorrer, pero al menos todas las instalaciones se acaban legalizando y poniendo en marcha en plazos relativamente aceptables, aunque todavía depende del atasco administrativo de cada Comunidad Autónoma. En lugares con alta demanda pueden ser meses, en una ciudad pequeña, un par de semanas.

La base es el RD 244/2019, el que se especifican las condiciones técnicas y administrativas para que los usuarios podamos, fíjese usted, usar la energía gratuita e infinita del sol como mejor nos convenga.

 

2.- Sencillez. Y lo sencillo, funciona:

Las denominadas instalaciones de autoconsumo no pueden ser más sencillas: Básicamente se trata de instalar unos módulos solares en la cubierta, desde los cuales bajará un par de cables a un único equipo llamado inversor, cuya salida de potencia en corriente alterna se llevará hasta el cuadro eléctrico de la vivienda o empresa, donde se conectará a la entrada de corriente proveniente del contador de compañía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además, habrá otro aparato llamado “meter” o vatímetro que se conectará también en el cuadro y que informará al inversor –normalmente gracias a otro cable de datos entre ambos- de la energía que está demandando la vivienda o local. Será el inversor el que gestione dicha energía, alimentando las cargas siempre que pueda con la energía del sol, y añadiendo de la Red de Distribución convencional, sólo la energía necesaria. Del mismo modo, y dependiendo de la modalidad escogida, podremos vender el excedente solar cuando tenemos poco consumo, a la compañía. No pagan mucho, pero es mejor que tirarlo.

Además está el tema de las baterías, que en estas instalaciones conectadas a red son opcionales. Pero bien gestionadas, sobre todo en instalaciones residenciales, pueden provocar un ahorro mayor todavía, si hemos almacenado en ellas parte del sobrante diurno, para alimentar nuestra vivienda una vez el sol se ha puesto.

 

3.- El ahorro:

Parece obvio, pero si nuestra curva de consumo se asemeja a la curva de producción solar de cualquier instalación, maximizaremos así nuestro ahorro. Es decir, que deberemos intentar aglutinar nuestros consumos más potentes alrededor de las horas centrales en invierno, y durante el día en verano. Recordemos que nunca ahorraremos el 100% de nuestra factura, ya que la parte fija de la potencia contratada siempre estará ahí. ¡Cuidado con los comerciales agresivos o poco formados!

 

En azul, la energía solar autoconsumida por este usuario. En rojo su elevada demanda diaria.

 

4.- Lo imperceptible. Lo subjetivo:

Es difícilmente cuantificable, desde luego, pero el consumir energía generada por nuestra propia instalación produce una sensación muy satisfactoria, más allá del ahorro económico (el auténtico ahorro llegará una vez amortizada la instalación, por cierto).

Si lo extrapolamos a la parte ecológica del asunto, cuantas más instalaciones de autoconsumo haya, menos gas tendrán que quemar nuestras centrales de ciclo combinado para abastecernos de electricidad, por poner un ejemplo.

Existen más motivos que ayudan a comprender el éxito de las instalaciones solares para autoconsumo, que no hemos desarrollado en este artículo.

 

Formación en Energías Renovables

 

 
Sobre el Autor: Álvaro Chagoyen Chagoyen

Foto autor
Soy Ingeniero de Sistemas Electrónicos, y he trabajado 14 años en el ámbito de las Energías Renovables y la Eficiencia Energética, y los últimos dos años y medio como auditor energético en industria. Aunque los últimos 10 años fui profesor externo de MasterD, por fin he conseguido un puesto de profesor del departamento de Renovables y Eficiencia en el Instituto Tecnológico MasterD. Convencido de la revolución energética que veremos en pocas generaciones

5 respuestas a El éxito del autoconsumo solar

Diego 23 de marzo del 2021
Muy muy interesante.
Armando 30 de marzo del 2021
Sin duda, el autoconsumo es una opción muy interesante y que va a cambiar la forma de entender la energía en las viviendas.
Alejandro 30 de marzo del 2021
Sin duda una manera de obtener grandes ahorros y tener un control sobre nuestros consumos.
Antonio José 30 de marzo del 2021
Super bien explicado, además es más fácil de lo que parece, sin duda una revolución en toda regla. Pronto veremos un montón de placas fotovoltaicas por los tejados.
Hugo 30 de marzo del 2021
Un contenido muy divulgativo y esclarecedor.

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)